repuestos para camión

Cuando circulamos por las distintas vías tendemos a ignorar los grandes vehículos de transporte. La razón podría ser que sus impresionantes dimensiones nos inspiran temor o que simplemente no los encontramos atractivos. Sin embargo, si analizamos el asunto, entendemos su importancia; así como, lo crucial que resulta conseguir unos  repuestos para camión fiables.

El hecho es que este tipo de vehículos presta servicios irremplazables a la sociedad moderna:

  • Autobuses: trasladan masivamente a la gente a sus áreas de trabajo, zonas de veraneo y cada lugar al que necesiten o deseen ir.
  • Camiones: llevan la materia prima de los centros de producción a las fábricas y después, los bienes acabados hasta los establecimientos de venta.
  • Plataformas: mueven máquinas y herramientas requeridas en la construcción de edificios y carreteras, animales (vivos y muertos), cargas refrigeradas, etc.

Es decir que, de no haber recambios que sustituyan las partes dañadas, esos equipos se detendrían y con ellos la economía y la productividad del país. Y todo esto es posible gracias a la creación de una pieza pequeña, pero, vital.

El gran invento de la rueda

Desde el neolítico, período en el que al hombre primitivo se le ocurrió utilizar la forma que veía en los astros celestes para su provecho, la rueda ha evolucionado impresionantemente. Favoreciendo el desplazamiento de materiales voluminosos y pesados e iniciando el desarrollo de los medios de transporte terrestre que existen en la actualidad.

Originalmente se trataba de un disco sólido fabricado con la sección transversal del tronco de un árbol. No obstante, la hazaña extraordinaria consistió en su unión con un eje, asimismo de madera, permitiendo construir carruajes con dos ruedas movidos por tracción animal. A posteriori, para minimizar el peso se eliminaron secciones y se añadieron los radios.

Las personas empiezan a usar su propia fuerza para desplazarse vehicularmente con la aparición de la bicicleta; y, al añadirle a esta una caldera de vapor se obtuvo la primera motocicleta. Luego vinieron el ferrocarril, también de transporte masivo y al final los distintos modelos de automóviles. Llegando a los inmensos camiones y autobuses, que circulan hoy debido a la disponibilidad de repuestos existentes en el mercado.