Plan de pensiones, ahorro o inversión: ¿cómo asegurar mi futuro?

Cada día son más las personas que se deciden a ahorrar de cara a la jubilación.

 

Una vez que se ha tomado esta importante decisión de futuro, llega la hora de decidirnos por el vehículo de ahorro que mejor se adapta a nuestras necesidades. Entre los más escogidos para este fin se encuentran los planes de pensiones, los planes de ahorro e inversión. Tres productos que, aun compartiendo ciertas características, no son idénticos. Dependiendo del perfil de ahorrador que seamos,  nos convendrá más uno u otro. De la misma manera, contamos a nuestra disposición con avanzadas herramientas para la gestión de las mejores soluciones. Confía en FinmarkFX, bróker online y sigue estos prácticos consejos.

Imagen: Pixabay

 

Soluciones financieras de ahorro e inversión a largo plazo

 

Planes de inversión

Los planes de inversión son modelos sistemáticos que debemos seguir con el objetivo de guiar nuestras inversiones de forma segura.

Si te imaginas en unos años, en tu familia y en una vejez llena de paz y armonía, lo tuyo es reducir los riesgos. Este tipo de planes son fundamentales pues de otra forma es muy probable que terminemos por fracasar a la hora de invertir nuestro dinero.

Un plan de inversión viable requiere de algo más que establecer una cuenta de ahorros y comprar acciones al azar. Si quieres estructurar un plan apropiado deberás:

  1. Comprender cuál es tu situación y qué quieres lograr con tus inversiones.
  2. Definir cómo alcanzar tus objetivos.
  3. Escoger la opción de inversión que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Plan de ahorro

Desde el 1 de enero de 2015 se han popularizado los planes de ahorro, conocidos también como Planes de Ahorro 5, un tipo de productos bancario bastante similares a los depósitos, pero caracterizado por:

 

  1. Requerir que la inversión se realice durante 5 años al contrario de los que pasa en los depósitos, cuya flexibilidad a la hora de escoger el plazo es mucho mayor.
  2. No tributar los beneficios obtenidos de los planes de ahorro. Esto varía con respecto a los plazos fijos, cuyos objetivos debemos declararlos a Hacienda.
  3. La imposibilidad de obtener el dinero ganado hasta su vencimiento.
  4. Ser un incentivo fiscal creado por el propio Gobierno de España con la intención de incentivar que la población ahorre a largo plazo.

 

Planes de pensiones

Un plan de pensiones es igualmente un producto de ahorro pero enfocado a la jubilación, que se caracteriza por contar con importantes ventajas fiscales. Seguro que te suenan porque son muy populares.

El objetivo de este tipo de  productos financieros a largo plazo, no es solo el de guardar ese dinero, sino que debe ser también el de generar unos rendimientos superiores, como mínimo, al coste de vida.

Nuevamente la estructura de este tipo de producto es parecida a la de los fondos de inversiones pero éstos se encuentran integrados dentro de fondos de pensiones donde existen varias posibilidades de invertir: desde renta fija a ultra corto plazo a renta variable.

Como ves, los planes de pensiones, inversión y ahorro comparten una gestión muy similar, puesto que todos son productos de ahorro y de inversión. Sea cual sea tu decisión, la mejor elección siempre pasará por pedir  primero el consejo de un  especialista que te oriente para que tu dinero corra el menor riesgo posible.