Pisos embargados: venta de viviendas sin posesión

Los bancos de España que ofrecen pisos embargados, se han visto en la necesidad de no sólo rebajar los precios de los inmuebles a precios risibles, sino que también han creado diversas modalidades de ventas, y una de las que resulta más llamativa es la de “venta de viviendas sin posesión”.

Este tipo de venta consiste en una pre-venta del piso embargado estando los anteriores dueños aún adentro, ya que se encuentran en proceso de desahucio; para ello ofrecen al futuro comprador un precio realmente bajo, pero tendría que esperar un tiempo (desde unos días hasta unos meses) hasta que se concrete el desalojo de los habitantes.

Modalidades de este tipo de venta

Cuando se va a adquirir un piso embargado bajo la modalidad de “venta de viviendas sin posesión”, el paso más común es dar una seña al banco, de un 15% del total aproximadamente, de esta forma se inicia o “señaliza” la transacción de compra-venta del inmueble.

Por su parte, el vendedor se compromete a que una vez finalizado un plazo previamente determinado, el nuevo propietario podrá ir a vivir en el inmueble; en este punto existen contratos con un tiempo pre-determinado de 6 meses, durante el cual se podría renovar o cancelar este contrato, y, si es el caso, se le devolvería la seña al comprador.

Inversión atractiva y rentable

Se pueden obtener precios más atractivos si el comprador acepta hacerse cargo de que se ejecute el desahucio, sin embargo, se debe tener en cuenta que en todo caso es una compra a ciegas, ya que no es posible poder ver las condiciones del inmueble hasta que se complete el desalojo, sin embargo, considerando los precios, la compra de este tipo de pisos embargados resulta en una inversión bastante atractiva y rentable al mediano y largo plazo.