Modelo 130 IRPF para autónomos

Cuando un trabajador trabaja por cuenta ajena, todos los meses se le descuenta un porcentaje de su sueldo en concepto de IRPF. Cuando año tras año se lleva a cabo la Declaración de la Renta, se realiza el cálculo de lo que le corresponde pagar y se deduce lo que se ha ido aportando a lo largo de todo el año. Si la cifra es positiva, el usuario tendrá que pagar porque no ha sido suficiente lo que abonó cada mes pero si sale negativa, querrá decir que ha pagado de más y, por tanto, debe de recibir la devolución de ese dinero pagado a mayores.

Cuando se trata de un autónomo, al no tener nómina no se puede realizar este descuento directo, pero sin embargo sí tienen obligación de pagar el IRPF por adelantado tal y como hacen los trabajadores por cuenta ajena. Para eso, se utiliza el Modelo 130 que se presenta de manera trimestral. Te contamos más a continuación…

¿Qué se declara en el Modelo 130?

Se trata de una declaración de ingresos y de gastos. El autónomo deberá de pagar un 20% del rendimiento de la actividad. Esta cantidad es fija, al contrario que pasa cuando se trabaja por cuenta ajena, que va a depender de diversos factores.

Cuando se realiza la declaración, se tienen en cuenta estos cuatro anticipos que se han realizado para hacer cuentas. Si la cantidad a pagar es mayor que lo que se ha anticipado, tocará pagar nuevamente pero si es menor, corresponderá recibir la devolución del dinero pagado de más.

¿Cuándo no hay que presentar el Modelo 130?

No hay que presentar este Modelo si al menos el 70% de la facturación que se ha emitido está sujeta a retención. Esto sucede cuando el autónomo trabaja para otras empresas y en cada una de sus facturas se retiene un importe correspondiente de IRPF.

La empresa a la que se le emite la factura es la encargada de coger ese dinero y pagarlo a Hacienda, actuando como recaudadores del fisco. Sin embargo, los autónomos que para otros autónomos o personas jurídicas, tendrán que presentar el Modelo 130 porque en estos casos no se puede aplicar la retención.

El Modelo 130 se presenta en enero, abril, junio y octubre tal y como marca el calendario fiscal y es muy importante no olvidarse de su presentación. Existen programas online y Apps que pueden facilitar mucho el proceso de elaboración y presentación de este documento. Por ejemplo, la que ofrecen en la web de Declarando.es.