El sector inmobiliario en Baleares en 2018

Los últimos años el sector inmobiliario en Baleares, especialmente en Mallorca ha experimentado una recuperación importante después de la fuerte crisis sufrida durante los años posteriores a la burbuja inmobiliaria que dejo muy maltrecho el sector.

 

Actualmente  en Baleares es prácticamente imposible  encontrar un chollo a la hora de adquirir una propiedad inmobiliaria, ya sea un piso de nueva construcción o una casa de segunda mano en buenas condiciones. Busques donde busques ninguna inmobiliaria de Mallorca te podrá ofrecer una vivienda por debajo de los 50.000 euros.

 

La compraventa de viviendas en Baleares se ha revitalizado en los últimos dos años, y el pasado mes de Noviembre se experimentó un aumento del 8,3% respecto al mismo mes del año anterior según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

 

Los precios de las propiedades inmobiliarias en Baleares están casi al mismo nivel que antes de estallar la crisis, si bien parece que no hay miedo a una nueva burbuja al menos a corto plazo. Las condiciones para la obtención de prestamos hipotecarios por parte de las entidades financieras son muy diferente, lo cual hace más complicado acceder a grandes sumas de dinero prestado. Este aumento de precios ha hecho que un ciudadano residente en Baleares tenga que dedicar de media más de siete años de su sueldo a la compra de su residencia

 

Por otra parte la compra de viviendas por parte de ciudadanos extranjeros aumentó un 9,8% en Baleares entre enero y septiembre del 2017 si lo comparamos con el mismo  período del año anterior. Este es un sector muy importante y perseguido por las agencias inmobiliarias de Mallorca e Ibiza ya que representa alrededor del  y del 30% del mercado inmobiliario de las islas.  Si bien la demanda por parte de ciudadanos británicos ha decaído un poco desde el anuncio del Brexit, los alemanes, franceses y nórdicos siguen siendo demandando propiedades para convertirlas en segunda residencia o bien realizar una inversión.

 

Otro factor que parece va a influir en el mercado inmobiliario, aumentando la oferta de propiedades es la nueva ley relativa a la comercialización de estancias turísticas en viviendas que publicó el Govern de les Illes Balears. El hecho que los propietarios de viviendas que estaban destinadas al alquiler turístico y que ahora con la nueva ley no pueden regularizar su situación opten en gran medida por poner a la venta las propiedades hará aumentar la oferta del sector, si bien la práctica totalidad de las operaciones se se enfocan a ciudadanos extranjeros.

 

Con estos datos se espera que el 2018 sea un buen año para el sector inmobiliario en las Baleares, aunque no deja de ser cierto que el acceso a la vivienda para los jóvenes y residentes locales es más caro y difícil.