El mantenimiento de las sillas dentro del mobiliario de oficina

El mantenimiento de las sillas dentro del mobiliario de oficina

Si usted cuenta con una buena cantidad de sillas en su mobiliario de oficina, es una buena idea realizar su respectivo mantenimiento para que duren más tiempo. Su silla de oficina, literalmente, recibe peso, apoyo durante toda la semana de trabajo. Sin embargo, el polvo se irá acumulando, y sus partes se irán soltando poco a poco hasta desgastarla antes de lo previsto.

Durante el mantenimiento de sillas de oficina es necesario la limpieza del polvo y el ajuste de las partes que van se van aflojando con el tiempo. Conserve sus sillas en las mejores condiciones para que le puedan continuar sirviendo y lo mantengan a usted y su personal de trabajo cómodos, además evita estar comprando constantemente mobiliario de oficina para reemplazar las sillas que ya no prestan utilidad por falta de mantenimiento.

El tapizado de las sillas de oficina recoge una gran cantidad de polvo y suciedad. Como prueba de ello, dé a su silla un par de palmaditas con la mano. Podrá apreciar cómo el polvo sale volando de la tapicería de la silla. Todo este polvo y suciedad hace que se vayan acumulando pequeñas partículas, similares a las de la arena, las cuales irán comiendo el tapizado de su silla de oficina, lo que hará que vaya perdiendo comodidad y amortiguación. Se recomienda pasar la aspiradora sobre la silla una vez a la semana. Esto evitará que el polvo y la arena se acumulen. Una limpieza anual con un limpiador de tapicería de espuma en aerosol es también necesaria.

Por otro lado, el tapizado de cuero también recoge polvo y suciedad, pero el proceso de limpieza es un poco diferente. Pase la aspiradora sobre su silla de cuero y luego límpiela con un paño húmedo. Después de que se seque, utilice jabón especial o crema para sillas de cuero. Al igual que con la tapicería regular, es bueno comprobar que el jabón o la crema que esté utilizando no afecta el acabado de este mobiliario. Este tipo de tratamiento se debe aplicar cada 6 meses.